Un pequeño detalle para las personas importantes.

Y también un negocio rentable en Japón.

¿Alguna vez habías escuchado sobre la cultura del “Omiyage“「お土産」 en Japón?

Yo no.

Cuando llegué a Japón, la oficina donde comencé a trabajar era nueva, todos los empleados iniciamos el mismo día a trabajar en el espacio asignado. La celebración fue enorme y varios medios de comunicación estuvieron visitándonos. Incluso salí en un pequeño segmento donde me entrevistaron.

Al ser una oficina nueva, nuestro jefe y otras personas claves se movían a las oficinas de Tokyo y Fukuoka. Al regresar siempre compartían una foto de nuestra “esquina de Omiyage“, un lugar donde dejaban cajas con dulces dentro.

Una cosa interesante de los omiyage es que las cajas son distintivas, perfectas para regalar. Incluso depende de la región proveniente. Por ejemplo, uno de mis compañeros fue de vacaciones a Hakone y nos trajo dulces de Evangelion, esto porque Tokyo 3 (Evangelion) está ubicado en esa ciudad.

Desde que descubrí esta cultura en Japón, comencé a comprar Omiyage en mis viajes. Incluso cuando fui de visita a México, regresé con varios dulces para compartir con amigos y compañeros de trabajo. Queda mas que decir que las picafresas no fueron el dulce favorito.

Así que ya lo sabes, la cultura del omiyage es una pequeña muestra de gratitud a las personas con quienes tenemos una conexión mutua. Pueden ser tus vecinos, tus compañeros de trabajo o amigos.

En 2020 no hubo viajes, por lo que no he visto omiyage en un largo tiempo. Esperemos que el siguiente año podamos salir sin problemas.

Quizá el siguiente año tu puedas regalar omiyage.


¿Qué hay de nuevo?

  • Escribí un artículo sobre ¿Cómo lidiar con tanta información?.

    Si eres como yo, quizá tengas mucha información en tu PC. Hace poco descubrí algunos métodos para organizar mis archivos digitales y quise escribir sobre ello ya que no es algo que tomemos mucha importancia, pero creo que deberíamos de hacerlo.

  • Descubrí a Macross 82-92

    Soy fan de Toriena, y fue gracias a una de sus colaboraciones que descubrí a Macross 82-92, un artista Mexicano con influencias Vaporware y Future Funk. Super recomendado escuchar canciones de estos dos artistas.

  • Se estrenó Wolfwalkers, la segunda temporada de Hilda y comencé a ver Amphibia.

    Wolfwalkers es magnífica. Una película de las mismas personas detrás de The secret of Kells y Song of the Sea. Súper recomendada.

    La primer temporada de Hilda fue muy interesante. La segunda temporada inicia muy pobre a mi gusto, sin embargo sólo los primeros 2 episodios son los flojos. Así que desde el 3er episodio vuelve a la misma fórmula.

    No sé como descubrí Amphibia, pero me ha sorprendido bastante. Me encantan todos los easter eggs que uno encuentra en la serie. Memes, citas de star wars y cientos de referencias de cultura pop. Súper recomendada.

  • Mamoru Hosoda (Summer WarsWolf ChildrenThe Boy and the Beast) anunció una nueva película titulada Belle.

    No lo sé ustedes, pero yo estoy emocionado. Las películas de Hosoda son geniales y con un toque único. También descubrí que la casa donde viven los personajes de Wolf children existe en Japón.

  • El viejo MySpace está de vuelta… bueno, la verdad no.

    Antes de que Facebook dominara el mercado de las redes sociales, existía MySpace. La verdad es que tener un espacio personal en internet era genial. A diferencia de las redes sociales de hoy en día, MySpace otorgaba una gran libertad al usuario. Podías cambiar el color de tu página, poner canciones o cualquier cosa que imaginaras.

    SpaceHey es una página que trae consigo las mismas vibras del internet de hace años, muy bueno para recordar los viejos tiempos.


👋 Eso ha sido todo por esta ocasión.

Aún no me decido sobre la periocidad de estos correos, pero puedo mencionar que me está gustando plasmar letras y que pueda servir a otras personas.

Recuerda que puedes contestar éste correo y me llegará directamente a mi bandeja personal. Puedes escribirme para recomendarme alguna serie, película, libro o algún tema que te gustaría que hablara digitalmente.

¡Nos leemos!